Pasar al contenido principal

MANTRAS PARA NIÑOS: Relajación y concentración





Etimológicamente, la palabra mantra proviene de los vocablos sánscritos MAN: mente y TRA: liberar. En otras palabras, un mantra es una vibración sonora que ayuda a liberar nuestra mente de las influencias de la propaganda, pesadillas y ansiedades que se acumulan en ella.
Los mantras son recursos para proteger a nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila.

¿Cómo funcionan?

Los mantras emplean los mismos canales subliminales que la música y los anuncios publicitarios, aunque con intenciones mucho más benéficas.
No es necesario intelectualizar el "significado" o la simbología del mantra para que su sonido ejerza sus efectos sobre nosotros. El ritmo sonoro funcionará en el plano inconsciente y acabará por saturar los pensamientos conscientes, lo cual a su vez, afectará a los ritmos. De hecho, parte de la magia del mantra consiste en que no se debe reflexionar sobre su sentido, pues sólo así trascenderemos los aspectos fragmentarios de la mente consciente y percibiremos la unidad subyacente. 

En muchas ocasiones cuando los niños se encuentran nerviosos la utilización del mantra sirve para tranquilizarlos, siendo muy beneficioso para ellos ya que los libera de posibles tensiones y además les divierte cantarlo. Por esta razón, muchas veces se puede introducir en alguna clase de música o al finalizar algún examen.
En este vídeo hay un mantra muy bonito, fácil de aprender y de los más conocidos en nuestra cultura. El mantra es OM MANI PADME HUM y es el mantra de la compasión y significa: "la joya del loto que reside dentro". Pero para cantar un mantra y que tenga efecto no hace falta saber su significado.






SÍGUENOS EN: